De ESPAÑA sobre BULGARIA

“A nivel laboral la mayor diferencia cultural la he vivido en Bulgaria durante una visita a un proveedor del sector químico. Lo que más me sorprendió fue la rigidez durante la negociación, a pesar de ser agradable, era directa y poco flexible y muy marcada por una jerarquía. Todo lo contrario con la forma de trabajar sueca o inglesa donde la jerarquía es más plana y permite una mayor empatía entre las dos partes”