De ESPAÑA sobre HOLANDA

“ En Holanda… Una de las cosas que más me sorprendió fue el tema de las relaciones personales. Al principio son gente muy fría y con poco contacto físico, su espacio personal es muy importante. Aunque con el paso del tiempo pueden llegar a ser muy abiertos contigo e incluso más serviciales que por aquí. No me gustó tanto que al principio te sientes muy solo ya que son muy individualistas e independientes, y quizás aquí no estamos acostumbrados a esos extremos.”