De ESPAÑA sobre ALEMANIA

“Cuando empecé a trabajar con alemanes me costó un poco gestionarlos, ya que el nivel de detalle e insistencia que ellos me pedían sobre cualquier tema era excesivo para mí y me costó bastante entender su manera de trabajar. Además, si no les contestas en las próximas 24/48h se ponían nerviosos y no te paraban de escribir hasta que recibían respuesta sobre ello. A medida que iban pasando los meses, me di cuenta de que era un tema totalmente cultural, que en general todos los alemanes necesitaban este nivel de detalle.»